miércoles, 22 de diciembre de 2010

Consejos para preparar tu mesa en Navidad

Muchas personas decoran su mesa de navidad de acuerdo a sus costumbres o estilos de vida, pero hoy te daremos algunos consejitos practicos para que tu mesa navideña se vea muy bonita.

Ser previsores
Los precios en los días previos a Navidad suben desorbitadamente. Por eso tendremos que ser previsores y adelantar las compras de los productos imperecederos, tales como envasados y conservas. Nos ahorraremos dinero y colas innecesarias. El marisco, que suele escasear más los días antes de las fiestas, se puede adquirir mucho antes. Para conservar su frescura y sabor se recomienda cocerlo en agua con sal gorda y una hoja de laurel antes de congelarlo.

Los españoles suelen incrementar en Navidad su presupuesto para alimentación cerca de un 40%, pero se puede reducir ese porcentaje si se compra con cabeza. Aunque siempre se hacen excepciones en estas fechas y se compran productos que se consumen menos el resto del año por ser días especiales (angulas, los vinos de calidad, los mariscos y las mejores carnes y pescados...) también se pueden hacer suculentas recetas con productos más asequibles. Es sólo cuestión de imaginación y de cuidar la presentación.

La colocación de la mesa
En una buena cena o comida navideña, tan importante es deleitar a los invitados con un delicioso menú, como presentar los platos de manera atractiva y decorar la mesa como merece la ocasión. Primero tendremos que elegir un mantel apropiado. Para poner la mesa, es aconsejable poner un servicio de platos para cada comensal, con dos tenedores a la izquierda y paleta para pescado. A la derecha colocaremos dos cuchillos y una cuchara, así como el plato de pan a la izquierda y los cubiertos de postre entre los vasos (de vino tinto, blanco y agua), y el plato.

Decorar la mesa de manera acorde con la velada es fundamenrtal. Poner flores es buena opción, o bien podemos recurrir a un centro navideño con piñas, flores secas y velas. Las servilletas, a la izquierda del plato, pueden ser a juego con el mantel. Si no queremos tener que lavar, las de papel son una buena alternativa, existiendo muchos modelos con motivos navideños, en rojos y dorados, disponibles en cualquier supermercado o tienda y que no resultan excesivamente caros.

Comer mejor y más sabroso
La Navidad siempre supone comer en exceso. Para disminuir el aporte calórico del menú y hacer digestiones fáciles, se recomienda comer alimentos ligeros al principio de la cena o de la comida, no tomar muchas salsas y evitar las grasas en los entrantes. Las ensaladas son siempre una opción sana y equilibrada. Además, podemos aprovechar las cabezas del pescado para hacer caldos, que están deliciosos, como consomés, pero que también son útiles para aromatizar guisos.

La carne se suele cocinar asada, por lo que es aconsejable siempre acompañarla de ensalada o de verduras hervidas que faciliten su digestión. De igual forma, el ajo puede ser un gran aliado en la cocina navideña: los pescados a la plancha y las gulas quedan deliciosos rehogados con ajo y guindilla. Una opción ideal es una ensalada de escarola aderezada con un aceite en el que hayamos frito previamente unos dientes de ajo.

La Navidad es especial y todo lo que la rodea debe serlo. Con las ideas que te hemos sugerido y una bonita decoración acorde con las fiestas navideñas, conseguirás que tus veladas sean perfectas.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...